Presentación de la Pieza del mes

08/09/2017 | actividades
09_2017_zanfona

El miércoles, 13 de septiembre, a las 20.00 h. tendrá lugar la presentación de la Pieza del mes: “ZANFOÑA“, en la sala de la exposición “Escolma de Escultura” en San Francisco (Ourense).

La explicación correrá a cargo de Roberto Aneiros García.

Entrada libre.

Zanfoña

29/08/2017 | 2017 | pieza del mes
Zanfona. Peza do mes

Esta zanfona (inv. CE000690) fue donada por Faustino Santalices Pérez (Bande, 1877 – Madrid, 1960) a la Comisión Provincial de Monumentos en 1904.

En aquel momento el donante era un joven de veintisiete años que hacía seis años que había comenzado su colección de zanfoñas, de las cuales la primera la compró en 1898 y la del museo estaría también entre sus adquisiciones iniciales.

La zanfoña gallega –también llamada española o ibérica– es un cordófono frotado de rueda, diferente de los modelos europeos, entre cuyas características están las siguientes: habitualmente consta de tres cuerdas cantantes y dos bordones, tiene forma de guitarra con perfil en cuña –más alta en la parte donde se encaja el manubrio–, el fondo y la tapa de armonía son planas, las clavijas se disponen lateralmente, carece de oídos sonoros y suele llevar un pequeño agujero en el lado derecho de los aros.

La zanfona puede tocarse de pie, colgada de una correa en bandolera, o bien sentado, apoyándola sobre las rodillas, se gira la manivela con la mano derecha y con la izquierda se pulsaban las teclas, no era raro que se acompañase del triángulo, tocado por el lazarillo que seguía al ciego.

Allariz. Rúa da Ferreiría por el Marqués de Santa María del Villar

18/08/2017 | destacado | general
Fotograf’a dunha rœa de Allariz. Ourense

En la primavera de 1959, próximo ya a los 80 años, conservaba el Marqués de Santa María del Villar intacta su esencia: la pasión por la fotografía unida a una incansable afición viajera. Cualidades personales que destinó a la divulgación del patrimonio cultural lo que lo llevó a recorrer prácticamente todos los puntos de la geografía española, entre ellos, en varias ocasiones la provincia de Ourense. Sus monumentos, su paisaje, sus gentes captaron la atención del artista y sobre ellas escribe en los medios más importantes del momento.

Obsesionado con la autenticidad, su fotografía trata de reflejar lo más fielmente la belleza. Para él el secreto consistía en buscar los relieves en los efectos de las luces. El arte fotográfico sería siempre un juego difícil y lleno de sorpresas con ese elemento sutil y casi inaprensible que es la luz. Naturalidad que defendía igualmente cuando trataba la figura humana. Su intención era retratar la vida de su época, una sociedad esencialmente rural, sin poses ni artificios. Por eso solía viajar con una cámara ligera que lo hacía pasar desapercibido, sin que su presencia modificase el comportamiento de las personas. Se trata de una fotografía de reportaje frente a una de intervención que practicaron la mayoría de sus contemporáneos.

En ese año del 59 captura varias imágenes de la villa de Allariz; entre ellas la de la Rúa da Ferreiría. En esta vista el artista consigue plasmar los elementos verdaderamente importantes del escenario escogido. Entre las viviendas, que en la trasera atesoran el lienzo de la muralla medieval, transcurre la vida diaria de la calle. Al fondo una mujer camina de espaldas con prisa hacia un burro cargado mientras otra que permanece sentada en el quicio de una puerta, casi integrada en la arquitectura, armoniza la escena con la postura de alguien que espera que pase algo, aunque tal vez nunca suceda nada. Las profundas roderas labradas en el discurso del tiempo son las protagonistas de la imagen remitiéndonos metafóricamente a un lugar moldeado a lo largo de los siglos con una larga historia.

La fotografía como documento permite conservar un instante del pasado. Permite que algo pueda ser visto de nuevo. Por eso transmite nostalgia. Pero esa sensación es menor cuando, como en el caso de la milenaria villa de Allariz, se supo preservar la esencia.

Cine en el jardín del Museo Arqueolóxico

03/08/2017 | actividades
1707_Cinemanapraza_WEB

El lunes 7 y el lunes 14 de agosto el edificio del Museo en la Plaza Mayor será el espacio en el que el Cineclube Padre Feijoo proyectará ”Corpse Bride” (La novia cadáver) y “Brendan and the Secret of Kells” (El secreto del libro de Kells).

Acceso por la calle Primavera – Plaza San Marcial

Actividad gratuita hasta completar aforo

 

07/08/2017 a las 22.00 h

“Corpse Bride” (La novia cadáver)

Tim Burton y Mike Johnson (EUA, 2005) 75 min. Animación. No recomendada para menores de 7 años.

Un hombre pone en el dedo de una mujer muerta, como broma, un anillo de compromiso. Pero lo que no sabe el pobre mortal es que la muerta reclamará sus derechos como “prometida”.

Premios

2005: Nominada al Oscar: Mejor largometraje de animación

2005: Festival de Sitges: Sección oficial a concurso

“Lo mejor de todo es la historia de amor. (…) Disfrazada de película familiar, Burton evoca una obsesión oscuramente erótica con reminiscencias a Edgar Allan Poe y al ‘Vértigo’ de Hitchcock”. (Peter Travers, ROLLING STONE)

Ficha en el Filmaffinity de la NOVIA CADÁVER

 

14/08/2017 a las 22.00 h

 ”Brendan and the Secret of Kells” (El secreto del libro de Kells)

Tomm Moore y Nora Twomey (Irlanda, 2009) 75 min. Animación. Apta para todos los públicos y especialmente recomendada para la infancia.

Brendan es un monje de 12 años que vive en la remota abadía fortificada de Kells, en la Irlanda del siglo XI. Con los otros hermanos, ayuda a construir una muralla para resistir los asaltos de los vikingos. Una nueva vida de aventuras se presenta cuando conoce a un famoso maestro que llega de tierras extranjeras, cuidando un antiguo libro mágico que está inacabado. Con la esperanza de terminarlo, Brendan saldrá de la abadía por primera vez y se internará en el peligroso bosque, habitado por todo tipo de criaturas…

Premios

2009: Oscar: Nominada a la mejor película de animación

2009: Premios Annie: Nominada a mejor película

2009: Festival de Annecy: Premio de la audiencia. Nominada a mejor película

Ficha en el Filmaffinity de EL SECRETO DEL LIBRO DE KELLS

Barca de Barbantes. Marqués de Santa María del Villar

07/07/2017 | actividades | destacado
Fotograf’a Barca de Barbantes

Hay tantos viajes como motivos para desplazarse. La visita a un familiar, el deseo de conocer otros lugares o una relación de negocios, por ejemplo, son razones que desde la antigüedad llevan a las personas a recorrer caminos y veredas. Estas vías de comunicación presentan el problema habitual de la dificultad de atravesar los ríos que se encuentran a su paso. Los puentes eran costosos y técnicamente complejos, de modo que, en muchos casos era necesario acudir a una fórmula más económica, aunque también más peligrosa: las denominadas “barcas de pasaje”.

Dentro de la geografía ourensana, una de las más importantes, por comunicar ricas comarcas vitícolas y situarse en la periferia de la ciudad de Ourense, era la barca de Barbantes (Cenlle), que comunicaba en la otra orilla con tierras de Puga (Toén). Conocida desde el siglo X, perteneció hasta tiempos modernos a los señores de la Torre de Puga, como se recoge en el libro As barcas e as barcas de pasaxe da provincia de Ourense no Antigo Réxime de Gallego Domínguez, junto con todos los avatares que en su historia sufrió esta infraestructura.

Alrededor de 1930, Diego Quiroga Losada, Marqués de Santa María del Villar, captó una imagen de esta embarcación en funcionamiento. En ella se reconoce una barca plana y de grandes dimensiones, manejada por medio de una maroma, que tendida entre las dos orillas del río era tirada por varias personas.

Los tiempos cambiaron, la imagen cambió hoy absolutamente. La centenaria barca cayó en desuso y metros más arriba un moderno viaducto la sustituyó. Pero hay fundamentos que permanecieron invariables; por necesidad -como los pasajeros de la barca- o por placer -como el Marqués de Santa María del Villar-, es necesario viajar.

← entradas más antiguas