Cuenco “de imitación” de paredes finas emeritenses

setembro 2013 | pieza del mes | Manuel Xusto Rodríguez
2013_09_p

Las cerámicas de mesa romanas fueron y son en la actualidad uno de los instrumentos más importantes con los que cuenta el arqueólogo para datar las unidades estratigráficas resultantes de toda excavación y entre ellas, dentro de la cerámica fina, fue sin duda la terra sigillata la que tuvo una mayor implantación. Esto mismo sucede también en los estratos romanos de la Igrexa Vella de Xinzo de Limia donde, frente a la considerable presencia de terra sigillata, se da la aparición mucho menor de la cerámica de paredes finas, sólo documentada en los momentos finales de los estratos altoimperiais; pero no por eso, menos relevante a la hora de integrar su presencia en el discurso de la interpretación histórica.